La ley de la Gravedad


El otro día, y permitiéndome lo escatológico del asunto, estaba literalmente en el baño de mi escuela, el cual tiene puertas negras laminadas y de las cuales veo mi reflejo, y me di cuenta de que soy maga, porque puedo desaparecer mi ombligo inmediatamente me siento en el trono.


La maldita ley de la gravedad me ha impedido ver que mi ombligo desapareció con el sobrepeso, y ya no está donde se supone debe de estar, y estoy tan acostumbrada a tenerlo oculto, y no que me doy cuenta de lo feo que se ve. Cuando se tiene obesidad uno se acostumbra a estos detalles, a la panza “piteada” para los hombres, y a la panza de quequito en las mujeres, a tener bubis de bolsas con agua, y a que los hombre empiece a tenerlas.

Mis brazos como externe antes son una colgadera succionada por la gravedad, y temo enseñarlos, y lo peor de todo es que no hay marcha atrás, sino que tengo que ejercitarlos, tonificarlos, cuidarlos y prometerme nunca más tener sobre peso, porque sino el daño es cada vez mayor, subir y bajar de peso como dije antes, tiene sus consecuencias estéticas.



Mis piernas, jamones escurridos como les digo, gracias a dios me funcionan, y puedo caminar, correr, trotar, pero indudablemente el daño está hecho, tengo celulitis en la celulitis, y cuando veo fotografías mías en la secundaria que estaba joven y bella como dicen, me veo las piernas lisitas lisitas, y honestamente me da cierta tristeza.

Estoy consciente de que este post tiene mucho que ver con la estética y la banalidad, pero sin embargo estos factores afectan nuestra vida cotidiana. El otro día estaba viendo a un familiar cercano y su papada y pensé cuando adelgace mucho que pasará con su cuello? Y no me pude imaginar el resultado, como tampoco me puedo imaginar delgada, porque creo que mi piel estará lo suficientemente dañada como para no estar como en otras fotos que tengo de hace 10 años, pero, acepto las consecuencias de la gravedad, pero me refiero a la gravedad de esta obesidad que he padecido por tantísimos años.

Acepto que mi cuerpo desea salud y no belleza, y que aunque mejore día a día y luche con abdominales, y pesas, y ejercicio moderado, podré cambiar pero no al 100 por ciento, y de igual manera le hecho ganas y siendo consciente de este hecho. Inevitablemente al envejecer el cuerpo todo se cae, pero digamos que siendo uno gordo le echa más al costal y este se cae más rápido! MALDITA SEA! Si siempre hubiera estado delgada y sana la colgadera no sería tan severa, pero no importa, siempre se puede cambiar, y siempre se puede mejorar.

Yo digo no a las cirugías, pero porque no tengo dinero! Pero que si lo tuviera!! Jajajajaja
Simple y sencillamente tenemos que pensar en que el futuro llega y ya está a la vuelta de tu casa, que mejor que empezar desde ahorita antes de que la ley de la gravedad nos lleve por completo y entreguemos el equipo en mal estado!!! Saludos!

Comentarios

  1. Hola Celeste...me he leido completito tu blog, no sabes como me has recordado tanto a mi, los mismos pensamientos, dudas...temores...la verdad se puede decir que ando en ese bache, creo que aunque ya baje de peso no estoy ni la mitad de curada, y es que tambien falta decir que comer sano no siempre esta a las posibilidades de todos, porque de comer bien a pagar mis deudas muchas veces prefiero lo siguiente porque mi tranquilidad mental, es aveces más importante que mi salud. Pero entonces como puede comer una persona sano, cuando lo mas barato y facil de encontrar muchas veces es lo que nos hace mas daño? La verdad una ida al super con todo lo que necesito para preparar mis comidas "sanas" muchas veces es lo que gasto comiendo "normal" en dos quicenas y sinceramente no puedo seguir ese trote porque mi presupuesto no me lo permite...aunque si tambien pienso que podria ser solo un pretexto...jijiji..de esos que tanto hablas, pero como se puede solucionar una situacion asi? ^^ Te vendra a visitar muy seguidoo..que padre que te estas encontrando..un día me gustaría encontrarme a mi...porque yo como tú no me conosco...nunca he visto quien soy...Muchoo animoo...quien ha sufrido lo que tu sabe que es mas fácil escribirlo que hacerlo y que por eso tienes muucho mérito. ^^

    ResponderEliminar
  2. Hola Linda
    No creo que comer sano tenga que ver con gastar mucho dinero, hay muchas formas, si es verdad que pretextos no faltan, pero si tenemos un propósito podemos logarlo. La neta es que no sale caro, sale mas bara, sobretodo si vas al super y te compras puras verduras, pollo, etc.. lleva lonche al trabajo trata de no comer fuera y eso si es un ahorro....si comes fuera ahi si te la creo...piensa en la mejor forma para ti, busca lugares de comida vegetariana, hay muchos en el centro y no son caros...y además son ricos...

    muchos saludos a todos y sobretodo a ti celeste

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA ENTREVISTA: REVISTA MUJER EN PALABRAS

Los Remedios, las Consultas y las Recetas Mágicas

La moda para las gorditas