viernes, abril 27, 2018

Malos hábitos


Los malos hábitos empiezan desde la niñez, y no es que haya tenido una mala educación de parte mis padres, más bien creo que influye absolutamente todo, la ciudad, la época, la industria, las tradiciones, la escuela donde estudias, los amigos, etc!, no estoy buscando culpables, ya lo hice mucho tiempo y no encontré respuesta, sólo la decisión y las opciones siempre han sido mías, y de nadie más.

El amor de los padres a veces se traduce en complacencias y me cuesta mucho entender cómo llegué tantas veces al límite y cuando era demasiado, recibía comentarios como ya estás muy gordita, y dentro de mi decía que contradictorio!!!!!!!! Cuando eres adulto, aunque no con madurez mental, no siempre estás consciente de lo que comes, y de lo que puede llegar afectar tu salud. Los malos hábitos me han acompañado por tanto tiempo que parece que uno se acostumbra a sentirse así. Mal. Estos últimos días estoy entrenando más fuerte que nunca, es decir, CONSCIENTE, es una lucha mental conmigo, buscando fortaleza donde a veces no hay, y con ganas de terminar  este peregrinar.

Siento mucha impotencia a veces del tiempo que perdí, de tantas veces que volví a los malos hábitos, a las harinas, a la chatarra, a lo fácil. Somos unos fáciles, y no pensamos en lo que nos llevamos a la boca, porque nadie nos lo dijo bien. Hoy mi cuerpo es un reflejo de tantas batallas, la celulitis, las estrías, el cuerpo no firme, las dolencias del pasado, lo que afecte a mis hormonas, a mi cabeza, mi pelo, y sobre todo mi salud mental, y el gran quiebre que afecto a mis seres queridos. Todo por no comprender que la depresión te la comes a zarpazos, y viene en tamaño extragrande con raciones de extraqueso.

Ahora lo veo tan claro. Tarde, no lo sé. Lo que sí se es que ya no estoy conforme, y que se puede modificar cualquier cosa que uno quiera con el favor de dios, y que no puedo recuperar el tiempo, pero si puedo ganarlo! Puedo tener más tiempo de calidad en mi vejez, y sabe qué! Quiero más, y quiero más tiempo para mantenerme así, entre más pase el tiempo, y más lo siga haciendo, más lejos estaré de esa vieja Celeste que vivía a medias, entre más siga lejos de los viejos hábitos más cerca estaré de la meta, es como soñar con ir al everest toda tu vida, y estás ahí en la primera etapa de la montaña. Ya llegué! sólo falta tan poco, ahora comprendo lo importante de comer para vivir, y que tomarse el tiempo, hacerlo con calma, sin desesperación ni magia ha sido la mejor desición de mi vida.

Correr, es un hábito que me hace muy feliz, a veces es cansado, a veces aburrido, otras veces duele, sacrificas tu vida completa por mantener ese momento para ti, y hay tanta gente que lo hace, no soy para nada especial, ni diferente, al contrario, soy una de tantas, pero la única diferencia es que ahora entiendo que tanta gente lo hace y yo siempre decía NO. Si no ves a alguien de tu familia o amigos con este hábito será muy difícil que lo puedas hacer, si lo haces por tu cuenta, y todos los demás te dicen que para qué lo haces! diles que es un mal hábito que tienes de preocuparte por quemar lo que te metes en el cuerpo! y verás la cara que pondrán!!!!!!!!! Yo aun recibo muchas críticas, obvio la gente quiere verte hecha un cuero talla 3 o 5, pero eso lleva tiempo, si fuera fácil todo el mundo estaría en esa talla! Un mal hábito es esperar que el otro fracase para decir MMMMMMM mira y tanto que corría ! A la mayoría de las personas les gusta ver el fracaso en los demás, lo entiendo yo también lo he hecho, pero el problema es que mientras tenga vida, y fortaleza, seguiré ganando kilómetros, aunque me pregunten hasta donde quieres llegar? lo cual me confunde mucho, cómo quien te quieres ver? y digo pues como CELESTE! quién más! y hasta dónde?  pues hasta donde tenga que llegar!! porque correr es infinito! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario