miércoles, febrero 21, 2018

Nueva Talla: Nuevos Miedos

La gorda que tengo en la cabeza no me deja ver claro.

Cuando tu ropa ya no te queda más, cuando el espejo te confunde, cuando sales de compras y te diriges a las Tallas Extras, y te das cuenta que esa ropa ya no es para ti, y te confundes más, eso es a lo que le llamo el MIEDO de abandonar a la gorda.

YO, Me siento Gorda, me siento gorda cuando no voy a entrenar, me siento gorda cuando como mal, me siento gorda cuando me dicen te ves súper bien!!!!, pero yo no estoy dispuesta a creerlo, me siento gorda cuando como algo que no está en mi menú, pero como me acaban de decir delgada pues lo pruebo! y me lo permito! que absurdo no? La gorda es convenciera, traicionera y nubla la mirada, ésta Gorda sigue dando vueltas por ahí en mi cabeza.

Eso pasa por la mente de alguien que se encuentra en recuperación, en un momento en el que sientes que ya es suficiente, en que la mente engaña, la gente no comprende lo que realmente te pasa, y es cuando estás a punto de dejarlo todo, eso nos pasa a TODOS LOS GORDOS CUANDO BAJAMOS DE PESO, Yo estoy en el momento clave de este proceso que vivimos los que vamos bajando de peso caemos en este lapso profundo de confusión en el cual ya te "sientes" bien, y empiezas a soltar. 

Aclaro esto no lo he empezado hacer, no lo he dejado, porque esta vez estoy alerta, porque me doy cuenta de lo que realmente esto me esta pasando, mi Gorda esta desesperada, se da cuenta que esta millonésima vez en que intento bajar de peso,  es totalmente diferente,  porque no hay marcha atrás, porque estoy bien segura de lo que tengo que hacer y cómo, estoy bien firme en mi decisión de decirle adiós para siempre adiós, porque esta rutina de salir a entrenar, de comer cosas que me hacen bien, de poder decir NO GRACIAS ya forma parte de mi. Y sí, a veces hago trampa, no soy un robot, ni un soldado, a veces digo esta vez no puedo, pero sólo esta vez, y me vuelvo a levantar, y me vuelvo a enderezar, es ahí donde el miedo no prevalece.


Yo sé que el Miedo a reconocerse en el espejo es duro, difícil, es un proceso de sanar mi corazón y mi mente, porque aún no es suficiente, aun me parece que la distancia entre la ANTIGUA CELESTE y la ACTUAL es muy corta, que soltarla sería muy arriesgado y peligroso, y que este MIEDO que tengo es precisamente a eso, a tener la opción de soltarlo. Durante estos últimos meses en el grupo de bájate gordo, he visto casos de éxito, y es tan emocionante, he visto historias de vida cambiar por completo, he visto amigos que han tenido que dejarlo por trabajo, por salud, por que la vida es complicada y porque los momentos de Dios son perfectos, también he visto a viejas amistades que se unen al grupo porque nos han visto, porque confían en lo que sus ojos ven, pero realmente esta es una batalla eterna, y la gorda mental es tremenda!!!

Hoy les puedo decir que mude nuevamente de talla, y fue una sorpresa para mi, lloré, le hable a mi mamá y le dije, mamá ya no estoy en esta sección, estoy en esta otra, y me siento increíble, elegir que ponerte es banal lo sé, pero para un gordo no lo es, es todo un conflicto, y les digo de verdad que el MIEDO que tengo es tremendo, miedo a verme como soy realmente, miedo a ser esta nueva persona que no comprendo cómo llegó, es tan difícil hacer esto de verdad se los juro. Que loco va andar por ahí después de un día larguísimo de trabajo, de tensiones, de estrés, de pendientes en la cocina, en la lavandería, etc etc, andar corriendo en la noche, eso iba pensando cuando salí de casa, pero después de los primeros 10 minutos, dije, ahí te ves Gorda, y ya no sentí tensión, ya no había estrés, sólo música, el cielo, las luces y mis amados tenis.

Es normal sentir miedo, también es normal no estar seguro, pero no puedo dejar de pensar en la meta, en mi esfuerzo, en lo que me ha costado no sólo a mi, sino a mi familia completa, no puedo claudicar ahora que estoy cada vez más cerca, y que ante los ojos de Dios, el sabe mi verdadera motivación. Ahora ya sé como entrenar mi cuerpo, pero necesito aprender a entrenar mi espíritu, deseo fervientemente encontrar la Celeste que por tantos años he estado persiguiendo, y que tanto miedo me ha causado, este año tengo que toparmela y decirle al fin te encontré!

No hay comentarios:

Publicar un comentario