1 mes ni más ni menos

Tengo tantas emociones que no me caben en el pecho para contarlas, hoy cumplo un mes del reto Bajate Gordo, un mes de cambiarme el chip por completo, un mes de tener una fuerza de voluntad que no creí tener ni volver a sentir, cumplo 30 días de sentirme llena de vida y de sentirme capaz de cualquier cosa, un mes de sentir mi cuerpo diferente, fuerte, valiente, y con muchas ganas de volverse otro, cumplo un mes de hacerme un juramento que le hice a Dios, a mi hija y a mi misma, un mes de llorar de felicidad cuando cumplo con la meta encomendada, cumplo un mes de ordenar mi vida, y un mes de quitar cosas que no necesitaba, de importar solo yo y nada más que yo, cumplo un mes de no ser el bote de la basura de mi hija, de no comer lo que ella deja, un mes de no probar nada que no me corresponda, un mes de vigilar lo que entra a mi boca, y un mes de ver que puedo lograrlo.
Lo más difícil en este reto es quedarse callado, porque se siente tan bien, que quieres que todo mundo lo sienta, en este mes encontré un grupo de desconocidos que me echan porras, que me aplauden mis logros, encontré un grupo que vive lo mismo que yo, y que tiene el mismo objetivo, bajarse al gordo que traen encima, ha sido un mes de seguir las indicaciones de un Coach que no te da feria de más, y que solo te dice que lo que tienes que hacer, sin más nada, porque todo depende de ti, un mes de que mi amado esposo me apoya para que pueda irme a dormir temprano mientras el atiende a mi hija y los pendientes de la casa, un mes en que mi hija me dice mamá no puedo creer que no te vayas a comer esto, un mes en que mi hija me dice mamá estas menos gorda, mamá vas a lograr estar flaquita, mamá correrás un maratón y estaré ahí para apoyarte.

Y puedo decirles que no ha sido fácil, porque se requiere de mucho para levantarse temprano, porque se necesita mucho para no mirar lo que no se debe, porque cuesta mucho los comentarios de los demás, porque es horrible verse en el espejo y esperar mejorar aceleradamente, porque es terrible la mentalidad del gordo que quiere justificarse a cada momento, que te dice la gorda mental que ya es suficiente, que te detengas a mitad del entrenamiento, que esa gorda que tengo encima me dice, ya te duelen las piernas, ya es tarde, ya va a salir el sol, que te dice mañana lo complementas.

Esta gorda que se empieza poco a poco a extinguir, como una veladora gigante de iglesia, así me la imagino, un mendigo sirio que tengo que derretir, y que se esta derritiendo en cada entrenamiento, porque sudo como cochino en vaporera! Realmente estoy logrando cambiar tantas cosas que quisiera que todo el mundo pudiera sentirlo, además es padrisimo correr! es gratis! Este 9 de Agosto peso un poco más de 7 kilos menos de cuando empece, y me siento increíble, y no tengo que decirle a nadie que lo lograré porque sé que llegaré a mi meta, y que si para muchos perdí  la cordura por querer correr 42 km, pues sí, es de locos atreverse a ser diferente, porque es de locos el no aceptar un NO como respuesta, y porque es de locos esperar cada día en el calendario la fecha para correr ese maratón que solo unos cuantos pueden hacer! 
Hoy cumplo un mes de correr más de 10km los domingos, y faltan 123 días para correr el Maraton Powerade, me faltan 22 kilos por bajar, y saben qué? LO VOY A LOGRAR, Dios esta conmigo y me acompaña, mi familia me apoya, motivación la tengo, las ganas me sobran, y mi mayor motivación esta en mi casa, mide menos de 1.25 cm, y me dice, mami tú puedes!

Comentarios

Entradas populares de este blog

90 días de cambiar mi vida: La experiencia de Bájate Gordo

De nuevo por aquí, 10 menos, sino no regresaba!

LA ENTREVISTA: REVISTA MUJER EN PALABRAS