&



Yo en este momento, solo puedo decirles, que mi salud esta casi perfecta, mis estudios salieron más que bien, mi presión poco a poco se ha estabilizado, y que baje casi 3 kilos, y que me siento cada vez más segura de mi embarazo, pero en este momento no quiero hablarles de esto, de las buenas noticias que se vieron truncadas al prender el televisor y ver que mi ciudad otra vez fue atacada, en mi comunidad, en mi facultad, en nuestro ambiente, de la manera más absurda asesinaron el pasado miércoles a una de las estudiantes más sonriente, feliz, disciplinada, deportista, con un perfil de altruismo que no había conocido, un chava de 21 años con un futuro prometedor, y una vida por delante, y uso este espacio para dar a conocer la perdida irreparable, que se suma a muchas vidas más perdidas en esta absurda guerra del narcotráfico.

Tristemente, el miércoles estaba en un lugar concurrido, donde todos toman el camión en el centro de la ciudad, a horas del día que uno no se imagina que algo así pueda suceder, pero que sucedió, ella muere y 5 personas más están malheridas, en fin, las razones, la violencia, la manera no tiene palabras, solo quiero externar que su familia sobre todo, sus padres, su hermanita, mi facultad, mis alumnos sus compañeros, todos los maestros y personal administrativo, y toda la comunidad universitaria de la UANL, estamos totalmente indignados, con impotencia y con un sentimiento de desolación, la vamos a extrañar en las aulas, por los pasillos, en los eventos, en el deporte, pero lo que más vamos a extrañar es lo que nos fue robado con su muerte.

Q.D.E.P Lucila Quintanilla Ocaña

NI UN CIVIL MÁS!!! QUEREMOS PAZ!!!

Comentarios

  1. =( lo siento mucho Celeste, tristemente esta es la realidad de nuestro pais y solo Dios sabe que nos espera al siguiente minuto o segundo de nuestra vida solo queda esperar que la muerte de esta chica no quede en vano que su perdida tenga una razon y vivir nosotros el dia a dia lo mas felices q podamos

    ResponderEliminar
  2. Hola, que pena, en mi ciudad (Torreón)estamos igual, en mi familia se sufrio un secuestro y aún no sabemos nada de mi familiar, es una verdadera pena lo que esta pasando y lo peor es que parece que el gobierno en vez de mejorarlo lo empeora, mis más sinceras condolencias.

    Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

90 días de cambiar mi vida: La experiencia de Bájate Gordo

De nuevo por aquí, 10 menos, sino no regresaba!

LA ENTREVISTA: REVISTA MUJER EN PALABRAS